Las nueve escuelas de Villarrica y Panguipulli que forman parte del programa de fomento lector “Leyendo en Red”, realizaron sus tradicionales cuentas públicas anuales, espacios donde presentaron los resultados de gestión y proyectaron su labor a largo plazo.

Entre los avances se observaron logros importantes en la instalación de los equipos de trabajo, promoción y desarrollo del fomento lector articulado con los planes educativos y un aumento en el préstamo de libros a los estudiantes y sus comunidades. Durante el primer semestre de 2017, las bibliotecas involucradas en el proyecto prestaron un total de 16.699 libros, cifra que representa un promedio de 9,28 libros retirados por estudiante.

En cuanto a las proyecciones, los equipos de las bibliotecas buscarán alcanzar un funcionamiento con mayor autonomía durante 2018, además de fortalecer el rol de las mediadoras de la lectura y potenciar la vinculación curricular. Otras metas trascendentes son diversificar el método de evaluación, conocer el perfil lector de los estudiantes y fortalecer las comunidades en torno a la lectura.
Actualmente, “Leyendo en Red” beneficia a más de 5 mil habitantes de las ocho localidades donde se implementa, considerando a los 1.798 estudiantes y 164 docentes de las escuelas, sus familias y comunidades. Los nueve establecimientos educacionales de este programa promedian un 86,4% de Índice de Vulnerabilidad Escolar, superando el 71,5% de las dos regiones donde se implementa.

Reacciones de las autoridades

A los directorios de las escuelas de “Leyendo en Red”, asistieron importantes autoridades educacionales a nivel local y regional, además de representantes de Fundación Luksic y Fundación Había Una Vez, instituciones, que desde 2009, implementan este proyecto en las regiones de La Araucanía y de Los Ríos.

“Hay una centralidad del proyecto educativo en que los niños asumen la lectura como un acercamiento al placer y no una obligación, lo que además ha ido gatillando el mejoramiento en otras asignaturas como matemáticas. Otro aspecto importante a celebrar es la participación activa de los apoderados y los niños, lo que da cuenta de que se ha tomado la lectura como la columna vertebral de la escuela”, comentó Marcelo Segura, Seremi de Educación de la Región de la Araucanía, quien asistió al directorio de la Escuela Rayen Lafquen.
Por su parte, Luz Reyes del Área de Formación y Estudios de las Bibliotecas Escolares del Centro de Recursos para el Aprendizaje del Ministerio de Educación, manifestó que los directorios son “instancias que dan cuenta del proyecto educativo institucional que tiene cada escuela y cómo la biblioteca ha impactado en ese proceso. Quisiera destacar que en este proyecto, la biblioteca es un espacio consolidado e importante para la escuela… Este paso de legitimidad, donde se cree en el proyecto de biblioteca, es un gran logro”.

En tanto, Yohanna del Río, Coordinadora Regional de la DIBAM de la Región de Los Ríos, agradeció la invitación y destacó que “estos espacios constituyen una instancia privilegiada para el intercambio de experiencias, miradas y aprendizajes. El enfoque de participación ciudadana presente en este proyecto nos invita a revisar nuestras prácticas de gestión al interior de las bibliotecas públicas, específicamente, en el sentido de reconocer la riqueza de incorporar a la comunidad en la evaluación de la gestión”.