La historia de una niña inmigrante violada y asesinada en Carrizal Bajo, inmortalizada por el libro “Todos fueron culpables”, fue uno de los factores que llevó a la nueva Directora del Servicio Nacional de Menores, Solange Huerta, a aceptar el cargo que hoy ostenta.

Así lo contó en la entrevista concedida al diario El Mercurio, conversación en la que recordó con emoción algunos de los pasajes del texto escrito por la periodista Lilian Olivares, el cual relata un caso que fue representado por Fundación Amparo y Justicia.

Según Huerta, la obra que detalla el maltrato vivido por la víctima de parte de distintas instituciones ligadas al tema de la infancia, la hizo sentir que podía hacer un aporte. El libro se encuentra disponible a la venta en las principales librerías del país y a través de Ediciones UC.