El proyecto Leyendo en Red reactivó su programa de fomento lector en el Complejo Educacional Tierra Esperanza de Neltume tras el incendio de abril pasado que afectó a sus dependencias y dañó la biblioteca central del establecimiento que contaba con casi cinco mil ejemplares.

Con el apoyo de Fundación Luksic y Fundación Había Una Vez, Leyendo en Red implementó unas modernas bibliotecas de aula para la comunidad escolar, las cuales cuentan con un completo fondo bibliográfico y materiales interactivos. Estos espacios, además de ser un recurso pedagógico, son lugares dinámicos y cómodos que buscan generar un ambiente propicio para promover la lectura al interior de las salas de clases.

“Las bibliotecas de aula fueron pensadas como un activador en el espacio provisorio con el que cuenta actualmente esta escuela… Queremos reactivar el plan de fomento lector, pero además entregar una señal de que estamos junto a ellos y que este proyecto continúa. Queremos que sientan el cariño y la compañía de nuestra parte”, declaró Monserrat Baranda, directora ejecutiva de Fundación Luksic.

En tanto, el director del Complejo Educacional Tierra Esperanza, Helmuth Cifuentes, agradeció la implementación de este espacio que permitirá la continuidad de este programa que se implementa desde 2011 en el establecimiento. “Agradezco esta nueva oportunidad. Vemos cómo el sol sale nuevamente para nuestra comunidad y nos da esperanzas tras el duro golpe que sufrimos. Es fundamental contar con estas nuevas bibliotecas de aula, sobre todo para nuestros alumnos, quienes disfrutan y gozan con la lectura”.

A su vez, Karla Iturra, encargada de la biblioteca comentó que “estas bibliotecas de aula tan dinámicas y modernas llegaron a revolucionar la hora de los cuentos. Por otro lado, el fondo bibliográfico me parece muy interesante y actualizado. Será un apoyo en mi rol de mediadora y en de los docentes”.

Cabe señalar que también se puso en funcionamiento un carro que funciona como biblioteca central móvil. Este recurso cuenta con títulos del plan lector, además de disponer de materiales para realizar cuentacuentos y mochilas viajeras para continuar con el plan de lectura en familia.