Concepción y Chillán son las ciudades elegidas por el Ministerio Público en la Región del Bío-Bío para la instalación de salas especiales con circuito cerrado de televisión en las cuales se tomará declaración a niños, niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales.

Así lo anunció Carmen Barra, Jefa de la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público (URAVIT), al referirse a este proyecto que es parte de un plan de implementación anunciado por el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, durante el lanzamiento sobre el libro de Entrevista Investigativa Videograbada de Fundación Amparo y Justicia. Esta iniciativa busca poner en marcha el procedimiento antes de que el Congreso apruebe el Proyecto de Ley sobre el tema, el cual se encuentra en primer trámite constitucional en la Cámara de Diputados.

“Es relevante que Chile avance en la construcción de salas especiales para niños, niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales. Después de la traumática vivencia que han experimentado, se hace un deber brindarles no sólo un trato digno, sino que también condiciones que aseguren un ambiente de protección al momento de relatar lo que les sucedió”, aseguró Ramón Suárez, abogado y presidente de Fundación Amparo y Justicia, quien fue parte de este tema en el marco de un artículo publicado por el Diario Concepción.