En el marco del Simposio para Educadores en Emprendimiento, organizado por Banco de Chile y Babson College, el destacado profesor Matt Allen fue entrevistado por El Austral de Temuco.

A continuación, la entrevista completa:

En medio de una de las cuatro jornadas que tiene el programa de emprendimiento e innovación en Temuco para docentes que lleva a cabo el prestigioso Babson College, de Estados Unidos, junto con la familia Luksic y el Banco de Chile, el profesor e investigador de Massachusetts, Matt Allen, conversó en exclusiva con El Austral para dar a conocer su experiencia en la investigación de emprendimientos familiares.

A juicio de Allen, los pequeños negocios son pieza fundamental en las economías locales y globales. Su importancia radica en el conocimiento que tienen de la realidad local y cómo pueden obtener beneficios particulares de ello.

Para el investigador lo más importante es que el pequeño empresario transite paso a paso por las diferentes etapas del emprendimientos.

La experiencia de Allen se centra en la dirección efectiva del capital humano dentro de ambientes emprendedores, especialmente en empresas familiares.

 

—¿Cuán importante son los emprendimientos familiares?

—Muy significativos, porque a nivel mundial casi el 80% de las empresas son emprendimientos familiares y por eso es tan importante este tipo de negocios.

 

¿Cómo se pasa de tener una idea hasta llevarla a cabo en un emprendimiento?

—Nosotros creemos que las personas pueden aprender a ser emprendedoras. Siempre enseñamos que lo más importante es tomar acción. En nuestras investigaciones hemos aprendido que los emprendedores exitosos que hemos estudiado son personas que en vez planear y pensar las cosas toman acción para aprender y luego van aprendiendo nuevas cosas, a medida que avanzan. Van cambiando con cada acción que toman.

 

—¿Cómo se desarrolla un emprendimiento?

—Sobre la marcha se va incrementando el conocimiento y las ideas, las personas asumen que los emprendedores llegan con ideas tras varios años de planificación y eso no es así. Lo que hemos investigado es que los emprendedores tienen deseos grandes pero al momento de comenzar no saben realmente cómo van a ejecutar ese sueño. Paso a paso van aprendiendo qué necesita el mercado, qué quieren ellos, qué recursos se necesitan y al final llegan a un lugar que puede ser muy diferente al cual pensaban en un inicio.

 

¿Cuál es la importancia de las redes al momento de concretar una idea o proyecto?

—Las redes de contacto son muy importantes, a veces creemos que los emprendedores son personas independientes y autosuficientes que pueden hacerlo todo solos, pero las investigaciones dicen que los emprendedores trabajan junto a otras personas, puede ser un equipo o un grupo de amigos, pero lo más importante es tener ayuda de terceros. Una persona no puede saberlo todo. Los emprendedores más exitosos son los que pueden buscar ayuda en cualquier parte que sea necesario. Esto se puede ver incrementado con el uso de nuevas tecnologías y herramientas electrónicas como las redes sociales.

 

¿Es difícil emprender?

—Los emprendedores necesitan ser motivados, porque nadie llega al éxito sin fracaso. Lo importante de tomar pasos pequeños es que si llega un fracaso, será un fracaso pequeño y no de la idea entera. Puedo volver y tomar otro paso. Los emprendedores deben saber que no todos los pasos serán exitosos.

 

—¿Qué ha logrado conocer de la realidad local en La Araucanía?

—Creo que hay mucha necesidad del emprendimiento acá porque es una región que no está creciendo como el resto de las ciudades. Debido al tamaño de los poblados en la Región hay una oportunidad para crear negocios familiares y pequeños. En una zona como ésta podemos aumentar mucho la economía con emprendimientos pequeños.

 

—¿Qué consejo se puede entregar a aquellas personas que están comenzando a desarrollar una idea?

—Lo más importante es tomar acción y tomar riesgos, yo siempre les pregunto a mis alumnos: ¿Qué van a hacer hoy? Los emprendedores piensan en qué pueden hacer ahora. Puede que sea una idea grande que necesite muchos recursos, pero eso no importa, siempre hay algo que se puede hacer hoy. Algo tan sencillo como llamar a un amigo que tenga algún conocimiento que yo no tengo. Esta conversación puede ser el principio de un gran emprendimiento. Incluso puede ser un idea salir de la casa para ver el tipo de competencia que tiene mi emprendimiento, hay muchas pequeñas acciones que se pueden tomar hoy para el futuro.

——–

Fuente: Diario El Austral de Temuco