La noche de este viernes 3 de abril, en el marco de una nueva edición de la Teletón, y considerando también el difícil contexto en el que se lleva a cabo este evento, debido a la emergencia sanitaria del Covid-19, la familia Luksic ratificó el compromiso que cada año mantiene con esta institución.

“A nombre de la Fundación Luksic, quiero comunicarte que hemos decidido, una vez más, apoyar a la Teletón, con un aporte de 2 mil millones de pesos”, afirmó Paola Luksic Fontbona a través de una carta enviada a Mario Kreutzberger, en la cual también destacó que la Teletón es “un tremendo desafío que enorgullece y une a los chilenos”.

Adicionalmente, la presidenta de la Fundación Luksic valoró los avances del nuevo centro del  Instituto Teletón en la ciudad de Antofagasta, que ya se encuentra próximo a abrir sus puertas para miles de niños de Antofagasta y del norte grande del país.

“A lo largo de los años, y especialmente a partir de la construcción del nuevo instituto de Antofagasta, hemos conocido muy de cerca el esfuerzo que hace todo el equipo de profesionales de Teletón y hemos visto su pasión por ayudar a los niños que más lo necesitan”, afirmó Paola Luksic en su carta.

El nuevo centro

El centro se encuentra emplazado en terrenos que fueron cedidos por la Municipalidad de Antofagasta, ubicados en la zona norte de esa ciudad –entre las calles Francisco Puelma y Oficina Carmela, en el sector conocido popularmente como “La Chimba”–, y su construcción se materializó a través de una donación de $10 mil millones efectuada por la familia Luksic.

La nueva edificación reemplazará al actual centro Teletón de esa ciudad, que fue inaugurado en 1981 y que, con el paso del tiempo, se ha hecho insuficiente para las necesidades de Antofagasta y el Norte Grande. El nuevo centro tiene 3.000 mt2 y permitirá atender al doble de pacientes de la región y sus alrededores, con una proyección de 40 años de funcionamiento.

El equipamiento del nuevo centro contempla tecnología de punta en materia de procesos de rehabilitación, como un laboratorio de marcha, salas multisensoriales, piscina terapéutica y equipamiento tecnológico que permitirá utilizar la telerehabilitación como herramienta de atención a distancia, entre otros elementos. Además, entre sus características destacan sus criterios de eficiencia energética –energía solar fotovoltaica y solar térmica–, reciclaje de agua potable e iluminación eficiente.

Asimismo, el nuevo edificio incluye un parque inclusivo, multicanchas y una sala-auditorio que estarán abiertos para la comunidad antofagastina, como una manera de incentivar el desarrollo del deporte, el arte, la cultura y las actividades familiares.