Los tres ministros que integran la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazaron por unanimidad el recurso de nulidad interpuesto por la defensa del único condenado por el crimen de Ámbar, quien falleció en Rinconada de Los Andes cuando sólo tenía un año y siete meses, producto de una violación con homicidio cometida por Miguel Espinoza Aravena.

“Con esta resolución concluye un proceso gracias al cual se hace Justicia para Ámbar y para toda su familia. Es importante que todo Chile sepa que crímenes de esta gravedad, que truncan la vida de una niña, no quedan impunes”, sostuvo el abogado y Presidente de Fundación Amparo y Justicia, Ramón Suárez. La organización, participó como querellante durante toda la investigación y juicio.

Cabe recordar que en diciembre del año pasado, Espinoza Aravena fue condenado por el Tribunal Oral en lo Penal de Los Andes a presidio perpetuo calificado, lo que significa que deberá cumplir, al menos 40 años efectivos de cárcel antes de requerir la aplicación de cualquier beneficio.

El rol del equipo de abogados de la Fundación fue clave para obtener la condena más alta de nuestra legislación, ya que la agravante de alevosía que invocó, fue la única acogida por el Tribunal Oral en lo Penal.