Fundación Luksic encargó al Centro de Microdatos de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile un estudio para estimar los impactos de la implementación del Sistema de Educación Relacional Fontán (Serf) en Chile. Para ello se medirán los efectos que provoca esta metodología en los aprendizajes cognitivos y no cognitivos de los estudiantes de los cinco establecimientos que aplican Serf en el país.

Los aprendizajes cognitivos serán evaluados a través de los resultados obtenidos en el Sistema de Evaluación de Progreso del Aprendizaje (SEPA). Para medir la evolución de los aprendizajes no cognitivos se utilizarán instrumentos para conocer la percepción de los estudiantes sobre aspectos subjetivos de la experiencia escolar vinculados al éxito académico, una escala de resiliencia, el Inventario de Autoestima de Coopersmith y la Escala de Clima Escolar para Estudiantes (ECLIS).

A través de un estudio panel se realizará seguimiento a los estudiantes en cuatro momentos entre abril de 2017 y noviembre de 2019. De esta forma se compararán los resultados entre los estudiantes de primero medio que están en su primer año con Serf y estudiantes de establecimientos que no implementan esta metodología, pero que tienen características similares a los alumnos que participan en Serf. Para la selección de este grupo de comparación se tomarán en cuenta variables geográficas (comuna o región donde se ubica el establecimiento); sociodemográficas (composición de género de los alumnos, ingreso del hogar y educación promedio de los padres) y el rendimiento académico (SIMCE promedio y la trayectoria en esa prueba en los últimos cinco años).

“Como fundación estamos haciendo una apuesta importante al implementar Serf en Chile, por lo que queremos obtener conclusiones sólidas sobre los efectos positivos que provoca en el aprendizaje de los estudiantes”, explicó José Antonio Gutiérrez, Coordinador de la Unidad de Seguimiento y Evaluación de Fundación Luksic. “Es un estudio que considera lo que se ha hecho históricamente en la medición de aprendizajes cognitivos, pero incorpora dimensiones no cognitivas porque creemos que las evaluaciones en educación también deben considerar ese tipo de habilidades”, agregó el profesional.

“Hemos planificado una evaluación desde la economía y la sicología para medir si (Serf) es efectivo en los aprendizajes cognitivos y no cognitivos de los estudiantes. Para nosotros es desafiante porque responde a una necesidad de política pública de primer orden… Esta intervención eventualmente puede cambiarle el rostro a una fracción relevante de los estudiantes del país”, explicó Dante Contreras, Jefe del Proyecto e Investigador del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, institución dedicada al desarrollo de investigaciones empíricas a partir del levantamiento y uso de datos de corte transversal y de carácter longitudinal. En el estudio también participarán investigadores de Valoras UC, programa de convivencia escolar de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica.

Implementación de Serf en Chile

Serf es un modelo de educación en el que los estudiantes desarrollan su propio Plan Personal de Estudios. De esta forma aprenden de manera autónoma y se plantean metas individuales enfocadas en desarrollar sus potencialidades, cultivando la pasión por aprender según sus intereses y respetando los ritmos individuales de aprendizaje. Este sistema –que surgió en Colombia en 1957 y ha beneficiado a más de 20 mil estudiantes de ese país– comenzó su implementación en Chile en 2012, gracias a la alianza entre Fundación Luksic y Grupo Educativo, con el respaldo de Learning 1 to 1, desde Colombia.

Su ejecución se ha enfocado entre séptimo básico y cuarto medio, beneficiando a más de 2.000 estudiantes en cinco establecimientos educacionales del país: Liceo La Chimba de Antofagasta; Instituto Agrícola Pascual Baburizza de Los Andes; Liceo Bicentenario María del Tránsito de la Cruz de Molina; Liceo Ignacio Carrera Pinto de Talca; y en el Liceo Diego Portales de Linares.