Los elevadísimos índices de ocupación que registra la red hospitalaria en la Región Metropolitana producto de la pandemia del Coronavirus motivó la creación de la Unidad Crítica Covid (UCC) del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Esta nueva unidad se desarrolló en tiempo récord: en sólo 12 días se concretó un nuevo módulo auxiliar de urgencia y se instalaron 25 nuevas camas críticas, 12 camas con ventilador para cuidados intensivos y otras 13 para cuidados intermedios.

Según publica La Tercera, el módulo fue construido por estudiantes, académicos y funcionarios de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile y de la Escuela Nocturna para Obreros de la Construcción y está emplazado en el ala izquierda del centro de salud. Está conformado por diez cubículos y una sala de espera para 16 personas. De esta forma se pretende aislar a aquellos pacientes que presentan patologías respiratorias.

Esta nueva unidad crítica del Hospital de la Universidad de Chile se logró gracias al trabajo en conjunto de distintos equipos del Hospital y con el aporte de la Fundación Luksic y la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

“Es el espíritu de la comunidad de la Universidad de Chile y de muchas empresas que quieren aportar de manera concreta al país”, comentó al portal de la Universidad de Chile el director y gestor del módulo auxiliar de urgencia, el arquitecto de la U. de Chile, Alastair Aguilera.

Por su parte, el rector de la Universidad, Ennio Vivaldi, comentó: “Agradecemos el enorme compromiso de todos los integrantes de nuestra comunidad, de las distintas unidades académicas que han participado, sobre todo del personal de salud de nuestro Hospital que está en la primera línea contra la pandemia. Ha sido vital también el aporte del sector privado que ha permitido hacer realidad estas iniciativas que buscan aumentar nuestra capacidad de atención en momentos en que el país más lo requiere. Seguiremos buscando alianzas para poner toda nuestra capacidad al servicio de esta emergencia”.