El diario regional El Mercurio de Antofagasta destaca la información sobre la inauguración de la primera fase del Parque Brasil en su portada y titula en su interior: “‘Más bonito de lo que pensaba’: vecinos dan visto bueno al Parque Brasil”.

El medio relata que la reinauguración de la primera parte del Parque Brasil, tras 19 meses de remodelación, tomó por sorpresa a varios vecinos de Antofagasta. Y la mañana de ayer, se hizo oficial. La ceremonia se realizó a las 11 horas, en el primer bandejón reabierto del área verde.

Al lugar llegaron representantes de la Municipalidad de Antofagasta, Creo Antofagasta y de la familia Luksic, quienes donaron 2 mil millones de pesos a través de Fundación Chile, para realizar la primera etapa de la remodelación.

También participaron vecinos de la ciudad y estudiantes de distintos establecimientos de Antofagasta, quienes tuvieron la oportunidad de recorrer el renovado parque, aun cuando peatones ya pudieron transitar por el sector desde primeras horas de la mañana.

Impresiones

Mauricio Lob, gerente de Asuntos Públicos de Quiñenco, explicó que la familia Luksic apoyó este proyecto con cariño y con la convicción de que el Parque Brasil ocupa un lugar relevante en la historia antofagastina. “Esta contribución se suma a otros aportes que la familia está haciendo, como el nuevo instituto Teletón que está construyéndose en el sector norte de la ciudad… Este proyecto demuestra que cuando el sector público y privado unen sus esfuerzos por un objetivo mayor, los principales beneficiados son los ciudadanos”, explicó el ejecutivo.

La alcaldesa Karen Rojo destacó la importancia de presentar la nueva faceta de la principal área verde de la capital regional y que los vecinos del sector participaron durante las distintas etapas del primer proyecto.

“Es un punto importante para participar. No solo los vecinos del lugar que trabajan, estudian y transitan el lugar, sino que todos los vecinos de Antofagasta”, enfatizó Rojo.

El director ejecutivo de Creo Antofagasta, Andrés Letelier, enfatizó el resultado de la renovación, cuyo objetivo era “materializar este tremendo sueño que tiene la ciudad de hace muchos años de renovar el principal pulmón verde”.

Nuevo Aspecto

El parque no recibía una mantención general hace más de cien años. Durante los meses que estuvo en reparación, se hicieron mejoras para cumplir con los principales usos que le dan los peatones.

La primera fase del proyecto contemplaba renovar los bandejones de los extremos del parque. Estos recibían un uso netamente peatonal. Por esto, se enfatizó que el espacio fuera más cómodo al momento de transitar.

En total, fueron intervenidos 50 mil metros cuadrados de superficie, se consignó desde la alcaldía. El remodelado Parque Brasil cuenta con mejor sistema de iluminación, más juegos infantiles, mayor sistema de seguridad, máquinas de ejercicios y baños públicos, ubicados al inicio, al medio y al final.

Las áreas verdes también fueron renovadas. Según informan desde el municipio, de los 8 mil metros cuadrados se aumentaron a 18 mil. Posteriormente se plantarán en los jardines aporticados distintos tipos de árboles, los que necesitarán un bajo nivel de riego.

Los peatones cansados de la rutina podrán encontrar un alivio en el nuevo Parque Brasil. Zonas de descanso y sombreaderos ayudarán a capear los calurosos días de verano que poco a poco dicen presente.

Demoras en el proyecto

El tiempo de remodelación fue extenso. Pasaron 19 meses desde que el Parque Brasil entró en periodo de mejoras. Los antofagastinos comenzaron a ver el sitio cerrado como algo cotidiano en el paisaje de la capital regional.

Ante esto, Karen Rojo explicó que “es una obra con mucho detalle. Lo que nosotros queríamos era mantener la identidad de este parque”.

La edil agregó que a aunque el sector fue totalmente cambiado, la identidad y contexto vecinal siguen presentes.

“Las áreas verdes se duplicaron. El paisajismo también fue mejorado. Son detalles que valía la pena tenerlos, más en esta zona que cuesta mucho tener parques de este tipo de acceso. Valió totalmente la pena”, concluyó.

Segunda etapa

Con respecto al resto de los bandejones del Parque Brasil que aún no son habilitados, Rojo explicó que la obra debería ser entregada en el mes de diciembre. Sin embargo, después viene la etapa de subsanación de las observaciones.

Aclaró que “es un proceso que dura alrededor de dos meses, así que pensamos que en el mes de febrero del 2019 ya estaría lista la segunda parte”.

La alcaldesa concluyó que la segunda parte tendrá la misma línea arquitectónica que los bandejones ya estrenados.

La última parte de las remodelaciones fueron financiadas por el Fondo Nacional del Desarrollo Regional.

El intendente Marco Antonio Díaz recalcó el compromiso de su equipo para renovar el resto de los bandejones del tradicional espacio de la ciudad.

Ratificó el apoyo del gobierno regional para la última parte. Enfatizó que se debe entregar una obra completa a la comunidad. “Hay un compromiso de 4.700 millones de pesos para poder completar este hermoso parque en la misma línea”, afirmó.