Estudiantes, directores, profesores especialistas y tutores son los encargados de explicar los beneficios y desafíos que ha traído a sus liceos la implementación del Sistema de Educación Relacional Fontán (Serf), un modelo pedagógico presente en Chile desde 2012 y que actualmente aplican cinco establecimientos educacionales de las regiones del Maule y Valparaíso.

Esta metodología, creada en la década del 50 en Colombia, es implementada por Fundación Luksic y Grupo Educativo en Chile, con el apoyo técnico de Learning One to One. El principio base de Serf es que todas las personas pueden aprender y tienen distintas formas de lograrlo. Este enfoque desarrolla las potencialidades de los estudiantes, cultiva su pasión por aprender según sus intereses y respeta los ritmos individuales de aprendizaje.

«Priorizamos trabajar en el sector público, porque es donde se concentra la mayor cantidad de estudiantes en condición de vulnerabilidad y nosotros queremos trabajar por la equidad en la calidad de los aprendizajes”, explicó Montserrat Baranda, Directora Ejecutiva de la Fundación Luksic.

En tanto, Andrés Roncagliolo, Coordinador de Serf Chile de Grupo Educativo, comentó que la metodología “reconoce la singularidad de cada uno de los estudiantes para desarrollar la autonomía en el proceso de aprendizaje que ellos tienen y así lograr la excelencia”.

Los establecimientos chilenos que actualmente están ejecutando esta innovación pedagógica son: el Instituto Agrícola Pascual Baburizza de Calle Larga; y la Escuela Agrícola Salesiana de Catemu, ambos en la Región de Valparaíso. Además del Liceo Bicentenario de Molina; el Liceo Ignacio Carrera Pinto de Talca; y el Liceo Diego Portales de Linares, en la Región del Maule.

Pueden conocer más en el video a continuación: