Tras años de colaboración en el área de la salud, detectamos que existe una gran cantidad de niños (as) de escasos recursos que debe viajar a Santiago para realizarse diversos tratamientos médicos y que no tienen dónde quedarse. Por esto, nuestra Fundación recibe y acoge a niños (as), (junto a sus acompañantes) para que puedan efectuar sus tratamientos médicos en Santiago.

Lo que ofrecemos es un hogar por el tiempo que sea necesario con generosidad, eficiencia y, por sobre todo, con afecto y cuidado. Esto incluye entregar a cada niño (a) y su acompañante, el traslado al hospital para su tratamiento y exámenes, una alimentación nutritiva para ambos, un ambiente agradable y seguro, junto a un lugar de recreación y juegos para que cada niño (a) pueda seguir desarrollando su intelecto y creatividad.

Asimismo, desarrollamos actividades culturales para los niños (as), madres y padres en diversas áreas: lectura, teatro y arte, entre otras.

La Casa de Acogida cuenta con 475 m2, distribuidos en dos pisos, que albergan hasta 11 niños (as), (cada uno con su acompañante), mientras dure su tratamiento y recuperación. La Casa se encuentra equipada con dormitorios con baño privado, comedor, salas multiuso, terraza, oratorio y una recepción.