Fundación Amparo y Justicia es la primera y única organización chilena que brinda apoyo legal, psicológico y social a familias que han sufrido el peor de los dolores, como lo es la pérdida de un hijo o hija por el delito de violación con homicidio. La institución desarrolla esta labor mediante las siguientes acciones:

• Apoyo integral a familias

Fundación Amparo y Justicia ha desarrollado un modelo de intervención que se caracteriza por proveer apoyo oportuno especializado y de calidad a las familias que han perdido un hijo o una hija por el delito de violación con homicidio. En la práctica esta ayuda se traduce en atención legal, a través de un equipo especializado en la tramitación y litigación de casos de violación con homicidio infantil, labor que ha permitido conseguir las máximas penas contempladas por la legislación chilena en los casi 40 casos asumidos desde los inicios de la institución. También se considera apoyo psicológico para que puedan salir adelante y reconstruir sus vidas. Adicionalmente, se les entrega asesoría social, fomentando a través de diversas acciones el empoderamiento de las familias para que sean capaces de concretar sus proyectos.

• Casos

Desde su creación, Fundación Amparo y Justicia ha representado legalmente a casi 40 familias que han perdido un hijo o una hija producto del delito de violación con homicidio. Si bien este apoyo ha estado focalizado principalmente en el entorno inmediato de las víctimas, es decir, padres y hermanos, en algunas situaciones se ha hecho extensivo a otros integrantes del núcleo familiar, como abuelos, tíos o tías, llegando así a más de 200 personas.

La muerte de Elena Yáñez Roa, de 5 años, violada y asesinada en junio de 1996 por Juan Zenón Soto Campos, en Talcahuano, fue el primer caso asumido por la institución, la cual asesoró también a las familias de Alto Hospicio que perdieron a sus hijas víctimas de los crímenes en serie cometidos por Julio Pérez Silva. En estos casos se consiguió que la Corte Suprema ratificara la condena a presidio perpetuo calificado dictada en contra del victimario.

Desde 2011 a la fecha han ocurrido ocho nuevos casos que han demandado el apoyo legal, psicológico y social de la institución, los cuales se cerraron judicialmente, con condenas de presidio perpetuo y presidio perpetuo calificado contra los respectivos agresores.

• Trabajos con los Centros de Apoyo a Víctimas

Desde 2011, en virtud de un convenio suscrito con el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, la institución realiza un trabajo colaborativo con los Centros de Apoyo a Víctimas. Esta labor ha permitido reforzar la atención social y psicológica que se les provee a las familias y ofrecer charlas a los profesionales que trabajan en estas unidades a lo largo de todo Chile.

• Convenio con el Servicio Nacional de Menores

Con el propósito de evitar una sobre intervención a las familias que han perdido un hijo o una hija por el delito de violación con homicidio, la Fundación Amparo y Justicia y el Servicio Nacional de Menores (Sename) suscribieron un convenio de colaboración. En el marco de este acuerdo, en los casos antes descritos, el Sename se encarga de asistir a los hermanos o niños de la familia inmediata a la víctima cuando concurran situaciones de vulnerabilidad y violación de sus derechos.

• Libros

Fundación Amparo y Justicia ha patrocinado la publicación de tres libros que relatan casos emblemáticos que han sido representados por nuestra institución: “Todos Fueron Culpables”: La historia de una niña inmigrante violada y asesinada en Carrizal Bajo (Lilian Olivares), “Reinas del Desierto” (Ricardo Leiva) y “Noche Ciega: El crimen de Elenita Yáñez” (Ernesto Ayala).