La Fundación Ena Craig de Luksic ha realizado una gran obra de carácter social y patrimonial en Ovalle, en la Región de Coquimbo, tal como la restauración de su iglesia, en el año 2003. Esta fue inaugurada en 1849 y el paso del tiempo, junto con los movimientos telúricos, especialmente el terremoto del año 1997, la dejaron con enormes daños.
Los trabajos tomaron dos años, en los cuales se repararon las estructuras y se restauró el templo, tanto el exterior como el interior, a la vez que los jardines. Durante el trabajo, se encontraron dibujos originales e imágenes del Vía Crucis del siglo XVIII con marcos que originariamente estaban cubiertos por láminas de oro. Estos tesoros fueron enviados a Santiago, donde tras un minucioso trabajo fueron recuperados.