Un Buen Comienzo (UBC) es un proyecto de desarrollo profesional para equipos educativos y directivos que busca contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación inicial. Para ello, apoya a las escuelas en la mejora de las prácticas pedagógicas de los equipos de sala, el aumento de los tiempos destinados a la promoción del lenguaje, la creación de un clima de aula positivo, la mejora de la asistencia y el involucramiento de los padres en la educación de sus hijos, todo acompañado por un trabajo intensivo con los equipos directivos de cada escuela.

La implementación de UBC contempla el trabajo colaborativo entre las escuelas participantes e incluye acompañamiento mensual a educadoras, técnicos en párvulos, equipos directivos y sostenedores de escuelas municipales. Estos son guiados por coordinadores de terreno de la fundación, quienes observan, analizan y reflexionan en conjunto con los equipos educativos y directivos la puesta en práctica de las estrategias propuestas.

El proyecto se desarrolla de forma intensiva durante dos años en cada establecimiento. Su diseño original, cuyo piloto fue lanzado en 2007 e implementado de forma definitiva a partir de 2008, formó parte de un estudio experimental realizado por la fundación y Harvard Graduate School of Education, y puesto en marcha por la Universidad Diego Portales.

• Encuentros de Innovación

Los Encuentros de Innovación son instancias claves del proyecto UBC. En ellos, los expertos analizan los resultados obtenidos durante el año.

• Red de mentores

Los mentores son educadores de prekínder y kínder y directivos de escuelas que han terminado los dos años de capacitación del proyecto UBC y que, debido a sus buenos resultados y compromiso, son invitados por la fundación a compartir su aprendizaje con equipos educativos que participan de esta iniciativa, así como con otros de comunas que no forman parte de Un Buen Comienzo.

• Evaluación

Desde sus inicios, la fundación ha sido gestora de proyectos innovadores en educación con un importante nivel de compromiso y rigurosidad. En esta línea, hemos puesto énfasis en la medición y evaluación de nuestros proyectos, con el fin de conocer su impacto en el nivel educativo de los niños y en las prácticas de las educadoras, así como también de obtener aprendizajes que nos permitan mejorar la propuesta.

UBC en cifras (año 2015) – 2 regiones (Región Metropolitana y VI Región) – 10 comunas – 30 escuelas  – 34 salas de clases – Más de 900 niños y niñas beneficiados.

Más información sobre este proyecto educativo aquí.