teletón corazón

Teletón

La familia Luksic ha estado presente desde los inicios de la Teletón a través de las empresas en las que participa, como CCU y Banco de Chile. Adicionalmente, a partir del año 2010, la familia se ha hecho presente con aportes directos a esta cruzada solidaria que moviliza a gran parte de chilenos en favor de los niños discapacitados, promoviendo su rehabilitación e inclusión.

Entre 2014 y 2016, Iris Fontbona de Luksic, a nombre de su familia, llevó adelante un compromiso para financiar la construcción de un nuevo Instituto Teletón en Antofagasta, su ciudad natal.  Asimismo, en el año 2017, la familia Luksic comprometió su ayuda para tres años de operación del nuevo instituto.

El nuevo centro, por abrirse este año 2020, cuenta con 3.000 mt2, lo cual permitirá atender al doble de pacientes de la región y alrededores, y tener una proyección de 40 años de funcionamiento.

En cuanto a su equipamiento, el centro contempla tecnología de punta en materia de procesos de rehabilitación, como salas multisensoriales y piscina terapéutica, entre otros, además de un parque inclusivo abierto a la comunidad.

 

 

chile ayuda a chile

Emergencias naturales

La familia Luksic y sus fundaciones, además de las empresas del Grupo, siempre han estado dispuestas a participar de las causas que movilizan a toda la sociedad chilena a raíz de las catástrofes naturales que con tanta frecuencia han golpeado al país. Por ejemplo, se colaboró activamente en la campaña Chile Ayuda a Chile, llevada a cabo en marzo de 2010, para ayudar a los damnificados del terremoto y tsunami que sacudió al país el 27 de febrero de ese año.

Asimismo, tras el terremoto del 16 de septiembre de 2015 en la Región de Coquimbo, la familia Luksic realizó un aporte para la reconstrucción de la Escuela de Canela, localidad que fue epicentro de la tragedia. Junto con Desafío Levantemos Chile, se levantó una escuela modular de emergencia para que los 317 niños de Canela pudieran tener un lugar digno donde ir a clases.

De igual forma, en 2017, tras los incendios forestales que azotaron la zona centro- sur de Chile, la familia Luksic colaboró en la reconstrucción del centro educativo de Santa Olga, dado que el fuego había arrasado con el liceo y el jardín Infantil de esa localidad, obligando a cientos de padres a trasladar a sus niños a instituciones provisorias.

El Liceo Polivalente Enrique Mac Iver de la Región del Maule se convirtió en el primer complejo educacional en Santa Olga. Sus 5.539 metros cuadrados cuentan con capacidad para albergar a cerca de mil estudiantes de básica y media, y casi 100 preescolares.

La infraestructura, por su parte, tiene forma circular, contando con un anfiteatro al centro, una biblioteca, un casino, una multicancha, juegos infantiles, jardines y huertos.

El complejo educacional es polivalente, permitiendo que los estudiantes accedan a una oferta académica científico-humanista y técnica.

La reconstrucción del Liceo Polivalente Enrique Mac Iver fue posible gracias a la unión de Desafío Levantemos Chile y a los Ministerios de Obras Públicas y de Educación, y el apoyo de la Municipalidad de Constitución y del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) de la Región del Maule.

LICEO-POLIVALENTE-ENRIQUE-MAC-IVER-66
Complejo educacional de Santa Olga